ACCESO CLICANDO EN LA IMAGEN

CLICAR EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A NOTICIAS, VIDEOS E INFORMACION SOBRE NTRA. SRA. DE LA ALEGRÍA
ACCESO A TEXTOS Y VIDEOS DE NUESTROS SACERDOTES
CLICAR EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A TEXTOS Y VIDEOS DE NUESTRO OBISPO
CLICAR EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A TEXTOS Y VIDEOS DEL PAPA FRANCISCO

VISITAS GUIADAS

CATEQUESIS - SACRAMENTOS

 

LOS SACRAMENTOS son las oportunidades intensas de encuentro con Dios en la Iglesia.

La importancia de los sacramentos radica en buscar a Dios, encontrarle conocerle y amarle más.

Es muy importante conocer y vivir los sacramentos para tener experiencia del amor revelado y donado en Jesucristo.

La Iglesia señala un camino para llegar al encuentro con Cristo.

Cuando este camino alimenta la fe se llama “iniciación cristiana. Comprende: el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristíaetapas indispensables para entrar en la comunidad.

Pero quien ha encontrado a Jesús continúa experimentando su fragilidad física y espiritual. En estas situaciones intervienen los sacramentos de curación: Penitencia (o sacramento de la reconciliación) y  Unción de Enfermos.

Finalmente la defensa y el crecimiento de la comunidad cristiana dependen de las relaciones interpersonales. A estas necesidades responden los sacramentos del servicio de la comunión, que son: el Orden Sacerdotal y el Matrimonio.

Ya ha iniciado su andadura la ESCUELA DIOCESANA DE FORMACION CRISTIANA con la lección inaugural “La Historia de la Iglesia. Luces y sombras”, por D. Isidoro Miguel, profesor del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón el pasado miércoles.

El plan de estudios para este curso está formado por dos asignaturas:

del 25 de octubre al 20 de diciembre de 2016, ambos inclusive, se impartirá la asignatura Moral fundamental: conceptos básicos de la moral, por el profesor Don José Luis Pueyo Giménez.

Del 10 de enero al 21 de febrero de 2017, ambos inclusive, se impartirá la asignatura Historia de la Iglesia (del siglo I al XV), por el profesor Don Pedro Escartín Celaya.

Las clases tendrán lugar los martes de 7 a 8,30 de la tarde en Binéfar; serán de 45 minutos y cada día lectivo se impartirán dos horas del programa. La clausura será el 27 de febrero en Monzón. La EDFC está dirigida por Don Francisco Cabrero. Para inscripciones, contactar con:

Dª Flora Jordán (Secretaria de la Escuela); Tfno. 974 310 697; E-mail: obbarbastromonzon@planalfa.es

 

Envío de catequistas

El segundo Domingo de octubre, día 9, en la misa de las 12 de la concatedral, tendrá lugar el envío de catequistas y profesores de Religión.

Ellos no hacen su tarea por cuenta propia o por iniciativa personal; son elegidos y enviados por la Iglesia para desempeñar esa misión. Por eso hacemos el envío, para expresar que es la Comunidad la que les encarga esa misión.

Agradecemos a Dios el compromiso de nuestros catequistas y profesores que, con su esfuerzo, disponibilidad y dedicación, hacen posible que la Iglesia de Monzón lleve adelante su tarea profética de anunciar la fe y formar a los niños y jóvenes que se preparan para recibir los sacramentos.

ESCUELA DE VERANO 2016 PARA CATEQUISTAS EN PERALTA DE LA SAL

Desde el lunes 4 hasta el miércoles 6 de julio se está desarrollando la Escuela de Verano 2016 en la casa de los escolapios de Peralta de la Sal, dirigida a catequistas y otras personas relacionadas con la formación catequética, bajo el título "Desde las entrañas de misericordia: educar y celebrar". En la foto vemos a mn. Raul y a varias catequistas.

ENCUENTRO DIOCESANO DE CATEQUISTAS 2015

ENCUENTRO DIOCESANO DE CATEQUISTAS 2014

 

El CATEQUISTA ES UN CRISTIANO QUE SIGUE A CRISTO

Y ASUME LA CRUZ COMO SIGNO DE AMOR

 

Cristianos quiere decir discípulo de Jesucristo.

El/La catequista es un cristiano que sigue a Jesucristo porque ha experimentado y vive lo que dice el evangelista Marcos: “Si alguno quiere venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cague con su cruz y que me siga” (Cf Mc 8, 34- 38).

Es decir, el catequistas vive las palabras del Jesús de Marcos, porque ha dejado de pensar en sí mismo y acepta que Cristo entre en su vida como lo primero, como lo más importante, comenzando a ser el centro de ella; porque ha tomado su cruz; porque quiere amar como Jesucristo aunque suponga renuncia, entrega, olvido de sí mismo por los demás; porque sabe que seguir a Jesucristo exige fijarse sólo en Él para conocerle, aún más, para amarle y seguirle sin condiciones.

 Por eso, ante el Señor,  mirándole sólo a Él y con un corazón abierto, te animo a que te preguntes: ¿Es Cristo el centro de mi vida? ¿He asumido la cruz? ¿Le estoy siguiendo sin condiciones?

 

La cruz, para los cristianos, es la señal por la que Dios nos muestra su amor sin condiciones.

En ella murió Jesús por amor y para salvar a todos los hombres (cf. Jn 3, 13-17). Por eso, preside nuestros templos recordándonos que el amor no tiene límite y que en cada eucaristía celebramos el misterio pascual, es decir, que Cristo murió y resucitó.

Como catequistas, ¿quién no ha experimentado que al mirar la cruz en intimidad con Él, le ha hecho cambiar de postura ante el sufrimiento, le ha suscitado deseos de entrega y le ha animado a seguir renunciando a mucha cosas por amor a Jesucristo y a los demás? Estoy seguro que muchos de vosotros estáis viviendo esto.

También, El/la catequistas sabe que la cruz nunca es un castigo, ni una maldición de Dios, ni es una desgracia. Porque poco a poco ha ido entendiendo lo que dice San Pablo en la carta a los Corintios: “El lenguaje de la cruz, en efecto, es locura para los que se pierden; más para nosotros, es poder de Dios…  y sabiduría de Dios (cf. Cor 1, 18-25)

Es decir, el catequistas sabe por propia experiencia que el misterio de la cruz le hace comprender el amor de Dios aunque a veces no entendamos su manera de actuar o proceder; le da fuerza para amar como Jesús haciéndole capaz de renunciar y sacrificarse por amar a Él y por amor a los demás.

Por eso, ante el Señor,  mirándole sólo a Él y con un corazón abierto, te animo a que te preguntes: ¿Es verdad que cuando miras la cruz, obtienes fuerza y entras en deseos de renunciar y entregar aun más a Jesús a los demás? Si alguien te pidiera que le explicases por qué la cruz no es castigo o maldición, ¿Qué le respondería?